2010/03/08

Román de la calle deja la dirección del MUVIM, por DIGNIDAD

El director del Museo Valenciano de la Ilustración y la Modernidad (MuVIM), Román de la Calle, dimitió del cargo al no compartir la decisión de la Diputación de Valencia, que preside Alfonso Rus, de "censurar" diez fotos, especialmente las relacionadas con el caso Gürtel, de la exposición "Fragments d'un any. Fotoperiodistes valencians 2009", inaugurada el jueves en la sede del MuVIM. Después de que el viernes se descolgaran las imágenes vetadas por el PP y que la Unió Periodistes, organizadora de la muestra, decidiera retirarla, De la Calle anunció su dimisión. Lo hizo en la inauguración del Congreso Internacional de Estética de la Memoria.










«Yo tenía que dimitir por dignidad. Soy catedrático de Estética y no podía dejar de repetir aquellas palabras del profesor Valverde, "nulla aesthetica sine etica" ("no hay estética sin ética"), manifestó De la Calle, quien enfatizó que no podía ser "partícipe de ninguna mengua de libertad de expresión" en la entidad que dirigía. Para colmo, la diputación pretendió "involucrarlo" en la decisión al comunicar el viernes que la medida había sido tomada por el diputado de Cultura, Salvador Enguix, y por el director del museo. "Esto era ya el colmo del sadismo", se indignó. Antes de anunciar su marcha, el también presidente de la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos remitió una carta a Enguix comunicándole su determinación. En la misiva le agradece que, en declaraciones a Levante-EMV el viernes, asumiera en exclusiva el acto censor pero deja claro que Enguix fue un "transmisor", no el responsable.

«Ha sido una cacicada total, una prepotencia, una irracionalidad de consecuencias imprevisibles», censuró el ex responsable del museo que, al ser inquirido sobre la gran repercusión de las instantáneas que se ha intentado vetar, respondió: «Es imposible pensar que haya políticos tan cortos de vista. Apagar una colilla con un bazoka lleva más efectos que pisarla con el pie».

El ya ex director del MuVIM recordó además que la exposición de fotoperiodismo, que se venía celebrando desde hace varios años sin problemas, fue una "sugerencia" en su día del actual vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons, y del ex titular de Cultura de la corporación provincial y diputado en Madrid, Vicente Ferrer. A éste último, que fue quien lo fichó, le telefoneó para comunicarle la decisión. Las imágenes eran "normalísimas, después del año que ha habido en la Comunitat" y la selección, confesó, se hizo "con continencia".

Los actuales responsables de la diputación no pudieron elegir peor escenario para imponer la censura, un acto en sí de oscuridad frente a la razón: el Museo Valenciano de la Ilustración y la Modernidad, homenaje al movimiento surgido en el "siglo de las luces" . Fue el legado que quiso dejar el ex presidente de la corporación provincial y ex conseller de Cultura, el desaparecido Manuel Tarancón. Posteriormente, con Vicente Ferrer, quien fichó en 2004 a Román de la Calle, el centro adquirió otra dimensión, logrando siete premios nacionales y abriéndose a exposiciones de diversa temática, entre ellas, la fotografía, el arte contemporáneo y el diseño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada