2009/02/24

Antonio Tejero ¿Más que un payaso de turno?

Antonio Tejero, nacido en Málaga en 1923, fue el teniente coronel de la Guardia Civil que protagonizó el asalto al Congreso de los diputados en 1981, la imágen del 23F.

Ya estuvo 14 meses condenado por una intentona golpista desarticulada en noviembre de 1978 (busquen: "Operación Galaxia"). 30 años condenado -15 años en prisión, por el 23F y en estos momentos es un jubilado que disfruta de su vejez y el sol de Málaga y, esporádicamente es visto increpando la tranquilidad democrática de nuestro país (busquen sus últimas declaraciones contra el "Estatut de Catalunya")



Operación Galaxia:

Ya había sido procesado en 1979 por un intento de golpe de Estado conocido como Operación Galaxia. Por este hecho fue condenado a siete meses de cárcel.

«...Muchos enigmas envuelve también la conducta del comandante Cortina, no sólo por lo que se refiere a su actuación en los días que precedieron al 23-F y ese mismo día, sino por lo que afecta a la conducta del CESID en los meses que precedierona esta fecha. Y es que hay cosas que no encajan, que son incomprensibles. Una de ellas, la principal, creo yo, tratándose de un servicio de información, es que no estuviesen vigilados -¿o sí lo estaban?- los pasos del teniente coronel Tejero después de la llamada Operación Galaxia ; y que pasara inadvertida para el CESID toda la actividad desplegada por el mismo, y los correspondientes encuentros con Armada y Cortina. ¿No es también muy raro?...»

En una carta abierta al rey Juan Carlos I publicada en el periódico El Imparcial con anterioridad al 23-F argumentó que "...en el proyecto de Constitución hay demasiadas banderas haciendo sombra a la única y en este proyecto no van incluidos algunos valores por los que creemos vale la pena arriesgar nuestras vidas. En él no están nuestros muertos".


Asalto al Congreso de los Diputados:

La tarde del 23-F, al mando de unos 200 guardias civiles asaltó el Congreso de los Diputados, que en esos momentos celebraba la sesión de investidura como presidente del gobierno de Leopoldo Calvo-Sotelo. Secuestró a todos los diputados hasta las 10 de la mañana del 24 de febrero de 1981, cuando se entregó al fracasar el intento de golpe de Estado.

En principio Tejero pensaba apoyar con la toma del Congreso con el objetivo de ayudar al general Alfonso Armada a tomar el poder como presidente de un Gobierno de salvación nacional pero cuando este último le comunicó sus planes de que en dicho gobierno hubiera representantes de todos los partidos (incluidos socialistas, comunistas y nacionalistas), se sublevó contra su superior y continuó actuando por su cuenta.

«...Posteriormente, sobre las 23:50 horas del día 23 de febrero de 1981, entró en el Congreso de los Diputados el general Armada, y ordenó al teniente coronel Tejero que retirase las tropas del hemiciclo, porque se iba a dirigir a los diputados para presentarles una oferta política de un gobierno presidido por él. . Cuando ambos se encaminaba al salón de sesiones, el teniente coronel Tejero preguntó al general Armada si el teniente general Milans del Bosch formaría parte del gobierno y qué tipo de medidas se adoptarían contra el separatismo y el terrorismo, y como la respuesta del general Armada sobre la posible composición del gobierno no fue de la satisfacción del teniente coronel Tejero, éste impidió al general Armada la entrada en el hemiciclo...»




Fue considerado tras su rendición como el mando principal de la fuerza rebelde y golpista. Detenido, procesado y juzgado junto a sus compinches en una vista celebrada en dependencias del Centro Geográfico del Ejército, fue condenado a 30 años de cárcel y expulsado de las Fuerzas Armadas. En 1982 organizó desde la cárcel un efímero partido político de extrema derecha para presentarse a las elecciones generales, Solidaridad Española, que desapareció tras éstas debido a sus raquíticos resultados.

Cumplió su condena entre las prisiones militares de Alcalá de Henares y Figueras (Girona), hasta que en 1993 una asociación de mujeres de militares solicitó su indulto, a lo que el golpista no se opuso. El Gobierno denegó esa medida de gracia, pero a cambio el preso accedió al tercer grado penitenciario, que le permitió salir de la prisión entre las ocho de la mañana y la medianoche. En los tres años siguientes, el ex militar sólo tuvo que ir a la prisión a dormir. En 1996, le fue reconocida una redención de pena de más de cinco años, con la que cumplió las tres cuartas partes de su pena y pudo salir en libertad condicional.



«Del 23-F no hablo, lo he enterrado hace tiempo» El cabecilla del golpe se encuentra recluido en las Costa del Sol desde 1996, donde vive alejado del mundo, de la prensa y del pasado.

Muchos de los principales protagonistas del 23-F, como el general Milans del Bosch, han muerto. Otros que podrían aclarar algunos de sus puntos oscuros, como el teniente coronel Antonio Tejero y el general Alfonso Armada, viven enclaustrados y guardan silencio; el primero, en la Costa del Sol y el segundo, en un pazo cercano a Santiago de Compostela.

Hace unos días, a raíz de la destitución del general Mena Aguado, quien insinuó que los militares podrían actuar si el nuevo Estatuto de Cataluña sobrepasa los límites de la Constitución, Tejero envió una carta a algunos medios de comunicación, con la que pretendía cobrar notoriedad. Contactado por teléfono para hablar del 23-F, rechazó mantener una entrevista: "Del 23-F no hablo, yo aquello lo he enterrado hace tiempo. Sólo quiero vivir la vida con mi gente, y preocuparme mucho por la situación de España", explicó antes de colgar el auricular.



En 2006 remitió una carta al director del diario Melilla Hoy criticando el estatuto de Cataluña:

Aunque como militar estoy más acostumbrado a considerar mis deberes que mis derechos, hoy me voy a amparar en algunos de los que me da la Constitución; Constitución que no voté a favor por aparecer en ella palabras como nacionalidad, aborto y sobre todo por no aparecer Dios en una nación que se dice católica. No obstante por la voluntad de la mitad más uno viene a ser tan mía, aunque no quiera, como de los demás y por eso sus derechos son mis derechos. El primer derecho a utilizar es la libertad de expresión que tenemos todos los españoles, menos los militares, y el segundo el poder denunciar, primero aquí y luego si quiero en un juzgado de guardia a quienes cometen actos contrarios a ella o la denigran, para que por quienes corresponda se esclarezcan estos actos y si son ilegales se castiguen o se obligue a sus autores a volver al estado primitivo de la legalidad. Muchos comentaristas y algunos órganos de la nación, están de acuerdo en que todo esto va muy mal, que todo lo que se está produciendo es anticonstitucional; otros, algunos dignatarios, creyendo que somos lelos, nos dicen que con este estatuto Catalán irá mejor Cataluña y España… ¡Señores por favor! Lo que tienen que decir es la verdad, y la verdad es que si se aprobara el estatuto, España ya no sería España… ¡La habrían matado!, y la habrían matado precisamente aquellos que los ciudadanos eligieron para que la cuidaran. Otros, algo más legalistas, dan consejos de cómo se tendría que hacer para que esta muerte patria fuera legal, primero se reforma la constitución y luego se mata a España y esto lo pueden endulzar poniendo también nueve palabras para que Doña Leonor pueda reinar en España, si aun queda algo de ella. Y por fin quedan los que hablan y escriben sobre este peligrosísimo estatuto como si discutieran del sexo de los Ángeles. Y nos queda la mayoría silenciosa y acomodaticia, que se van a aguantar con lo que le den sin rechistar, quizás algunos en sus círculos de amigos critiquen por lo bajo al Gobierno, pero nadie habla de exigir responsabilidades inmediatas, nadie se moja, no se llega al meollo de la cuestión, nadie exige cuentas a quienes hay que pedirselas. Precisamente al señor Zapatero, a su Gobierno y a su partido, asi mismo a los partidos catalanes que presentaron el estatuto. Yo amparado por mis derechos constitucionales, si se los pido y les exijo como español de a pie que terminen esta farsa y pidan perdón al pueblo por el desprecio con que están tratando a nuestra carta magna en la que queramos o no, se basa la vida de nuestra patria y la de todos los españoles, de derechas y de izquierdas. ¿Saben ustedes por qué han sido tan contundentes con un Teniente General que a fin de cuentas solo leyó un artículo de la Constitución aunque omitiera un párrafo? Creo que lo saben, y yo también, y es que nos quieren como a los tres monos, ciegos, sordos y mudos. Los de a pie para esos políticos solo les servimos un día al año, el día de la votación; después ya no les gusta oírnos… pero ahí están los derechos que nos da la tan denostada constitución. Como me gustaría que alguien de la justicia pidiera cuentas a estos “salta constituciones” como han hecho con Otegui y su Batasuna y así quizás nos enteraríamos de sus oscuras intenciones. Un asunto muy a tener en cuenta, sobre todo para los adoradores del becerro de oro es el dinero ¡financiación!, se trata del 50% de los impuestos que recaude Cataluña… transferencias, bicocas, etc.,… etc.,… o sea millones y millones de euros que pagaremos todos; y claro luego el resto de las regiones pedirán lo mismo y no se les podrá dar porque la vaca sólo tiene la leche que da y nada más. Y que conste que sin ser profeta puedo decir que Vascongadas ya estará pensando hacer algo parecido a Cataluña, y así sucesivamente hasta la total liquidación. Y ahora un ruego al Rey: Me gustaría mucho que el monarca se pronunciara sobre este hecho vandálico que nos amenaza, y que también afecta a la Corona de España y de la que es depositario, como es natural antes de que sea irreversible. Y que conste que aunque procedo de una familia republicana de derechas y yo mismo también lo soy he estado dispuesto a acatar la monarquía siempre que esta fuera garante de la unidad de España. ¿Hasta cuándo… Zapatero? Ante las noticias de las reuniones secretas de Zapatero y sus afines, así como de sus consecuencias, no hay más que una respuesta: ¿Quiénes se han creído que son esa gente para jugar con la integridad de España? ¿Quiénes son para repartir nuestro dinero a manos llenas a unos partidos catalanes que lo único que quieren es mandar a España a tomar viento? ¿Acaso nos creen aún más borregos de lo que somos? ¿Es que no van a parar de echarnos avispas para que se nos hinchen las narices y tiremos por la calle de en medio? Menos mal que creo que no han contado con el Rey, que igual que habló aquel 23 F porque estalló una rebeldía, también hablará ahora, porque la verdad es que están intentando romper la Corona de España de la que es depositario. Porque si no ¿qué es eso de que Cataluña es una nación? No lo es ni en el preámbulo ni en las tripas de ningún documento; además no lo ha sido nunca. Muy cobardes seríamos si permitiéramos que esto se convirtiera en una vil realidad. ¿Por qué no se pregunta a los españoles antes por refrendo si lo quieren así?. Rezo a Dios, ya que creo en él públicamente, para que haga imperar la cordura para que ilumine al Rey de las Españas y para que confunda a aquellos que entregan a la patria por 30 votos y quizás por algo aún más vergonzoso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada