2008/12/02

Los amigos Teledigitales del PP

Un interesantísimo artículo de Luisa Casal publicado el 6 de enero del 2006 en Elconfidencial.com:
Los amigos teledigitales del PP

Son amigos, comparten intereses y residen en Madrid, Valencia, Murcia... No se trata del popular concurso 1,2,3, pero sí de otro concurso en el que el resultado implica importantes concesiones de licencias de emisión de televisión digital terrestre, un negocio al que se le augura un futuro prometedor en el medio-largo plazo, sobre todo a partir de 2010 cuando se produzca en llamado apagón analógico, pero que hoy por hoy deja mucho que desear en la medida que es difícil que la publicidad se reparta hasta el punto de hacer rentables los nuevos canales. Y, sin embargo, le han salido ‘novios’ por doquier, y en las comunidades del PP se han dado prisa por conceder las licencias. La TDT ha echado a andar y lo ha hecho de la mano de los amigos de Génova 13.

Las dos primeras en abrir el fuego de las concesiones fueron Galicia y Madrid. En el primer caso el Gobierno en funciones todavía presidido por Manuel Fraga se apresuró, pocos días antes de la sesión de investidura del socialista Emilio Pérez Touriño, a conceder las licencias de las dos TDT autonómicas a la COPE y al Grupo Voz, bienavenidos con el Ejecutivo saliente. Bien es verdad que el PP no se atrevió a otorgar las 63 licencias de emisoras locales de TDT, una labor que dejó en manos del nuevo Gobierno del PSdeG-BNG.

El caso de Esperanza Aguirre fue mucho más sintomático de lo que desde el PP se estaba preparando. El Gobierno regional de Madrid aprovechó el mes de agosto para otorgar sus concesiones autonómicas y locales de TDT, 30 canales para la región que quedó dividida en 10 demarcaciones: Alcalá de Henares, Alcobendas, Madrid, Aranjuez, Collado Villalba, Fuenlabrada, Móstoles, Pozuelo de Alarcón, San Martín de Valdeiglesias y Soto del Real.

Al concurso por las licencias de Televisión Digital Terrestre Local, abierto a finales de 2004, se presentaron nada menos que 123 candidaturas de las cuales pasaron el primer corte 115. De entre los adjudicatarios finales, Libertad Digital TV obtuvo cuatro licencias en sendas demarcaciones: Alcalá de Henares, Fuenlabrada, Madrid y Móstoles. Otros de los adjudicatarios han sido Televisión Digital de Madrid (propiedad de Enrique Cerezo, presidente del Atlético de Madrid), Uniprex Televisión (Onda Cero), Homo Virtualis (Intereconomia),Unedisa Telecomunicaciones (El Mundo), Kiss TV (Blas Herrero), Canal de Televisión de Arzobispado de Madrid (COPE), Canal 7 TV o Iniciativas Radiofónicas y de TV (COPE).

La concesión de estas licencias no estuvo exenta de polémica, y desde el PSOE e IU se criticó abiertamente el hecho de que todos los beneficiarios de las mismas fueran personas o empresas próximas ideológicamente al PP. Es decir, que de pluralidad nada de nada. Lo cierto es que Localia, la red de televisión local de PRISA, no obtuvo ninguna licencia. El periódico digital de Federico Jiménez Losantos, director de La Mañana de la COPE, hacía su agosto en Madrid, pero no sería la única comunidad de la que obtendría importante beneficios digitales, ni el único en salir airoso del concurso.

Todos ganan en Valencia

Aprovechando las últimas horas del año 2005, el Gobierno valenciano que preside Francisco Camps daba a conocer sus concesiones de licencias de TDT. Y la lista no tenía desperdicio. De las 71 empresas que optaban inicialmente a los contratos para las televisiones locales, 23 han resultado al final adjudicatarias. Los dos permisos para emitir en toda la Comunidad han sido para Televisión Popular del Mediterráneo, SA (grupo al que pertenece la COPE) y Las Provincias Televisión, SA, de Vocento. Este último grupo editorial, que ya obtuvo la concesión de una radio de ámbito autonómico cuando gobernaba Eduardo Zaplana, recibe asimismo una licencia local para la demarcación de Torrent a través de Radio Difusión Torre.

Las firmas que han acumulado más licencias, con cuatro cada una de ellas, son Homo Virtualis (del grupo Intereconomía, que preside el ex diputado del PP Julio Ariza), Unedisa Telecomunicaciones (propiedad de la empresa editorial del diario El Mundo) y Libertad Digital Televisión (impulsada por Federico Jiménez Losantos). Se trata en todos estos casos de grupos radicados en Madrid. En el reparto de las TDT locales, Libertad Digital obtiene plazas de importante concentración urbana (Torrent, con cobertura hasta Valencia; Sagunt, Alzira y Elx) y lo mismo sucede con Unedisa, que logra las 4 a las que optaba (Benidorm, Elx, Castelló y Valencia).

Junto a éstas aparecen empresas comarcales y provinciales, algunas con apellidos conocidos detrás de ellas. Es el caso de Canal 37 de Alicante, que obtiene Alcoi y Alicante y que pertenece al grupo Tabarka, que preside la ex directora general de TVV y destacada zaplanista Genoveva Reig. En la zona de Orihuela-Torrevieja tiene concesión el Canal 34, de los grandes empresarios de la comarca, Ángel Fenoll entre ellos. En las demarcaciones de la provincia de Valencia destaca la presencia de Telecomarca, SA, con dos licencias (optaba a tres). Se trata de la empresa que preside Ángel Raga y que emite con la marca de Canal 7 Valencia. En su consejo de administración está Julio Insa. Uniprex Valencia (de Onda Cero y Antena 3) obtiene un programa en Torrent. Marcas históricas de la televisión local como Ribera Televisió (Canal 6), Canal 7 de Sagunt, o Canal Costera, también consiguen licencias.

Dos firmas se reparten el grueso del pastel de las TDT en Castelló. Logran las tres licencias que pretendían cada una de ellas. Son TV CS Retransmisiones, propiedad de la familia de Vicente Miralles Troncho, muy vinculada al presidente de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra, y Produccions Informatives La Plana. Se trata de la empresa de Planavisión, que emite en Vila-real y Burriana y en la que estaría participando en la actualidad el ex director de Mediterráneo, Jesús Montesinos, según algunas fuentes que cita el diario Levante.

Trato desigual, sin embargo, para los medios ‘críticos’ con el Gobierno valenciano. El ‘zaplanista’ Jesús Sánchez Carrascosa vio desestimadas todas sus candidaturas a través de Valencia TeVe, al igual que Red de Televisión Digital Valenciana (ligada a Tele 5). Editorial Prensa Valenciana, la compañía editora de Levante-EMV obtuvo una licencia en la demarcación de Valencia –presentaba ocho- y Editorial Prensa Alicantina, la editora del periódico Información de Alicante, se presentaba en seis demarcaciones y ha obtenido licencia para el área de Alicante. Localia TV Valencia (del grupo Prisa), que se presentaba en cinco demarcaciones (todas las de Valencia), consiguió una licencia en Ontinyent-Xàtiva.

Mediamed, el ‘tapado’

Con todo, el ‘tapado’ de las concesiones del Gobierno valenciano era un grupo mediático desconocido que responde al nombre de Mediamed Comunicación Digital y que se hacía con el grueso del mercado local del TDT, nada menos que con 13 de las 14 concesiones a las que optaba. Mediamed concursaba a través de cadenas locales de televisión de las que posee el 51% del capital, pero como la solicitud se hacía a nombre de cada una de estas cadenas, Mediamed pasaba desapercibida, cuando la realidad es que era la principal concesionaria de la nuevas TDTs.

¿Quién o quienes son Mediamed? Se trata de un conglomerado de accionistas del que sobresalen dos. Uno es El Semanal Digital, el periódico digital que dirige Antonio Martín Beaumont, ex presidente nacional de Nuevas Generaciones del PP y estrechamente vinculado al actual Gobierno valenciano, aunque en su día recibió apoyos del que fuera secretario general del PP, Javier Arenas. El otro es el empresario de televisiones privadas de Castilla y León José Luis Uribarri, presidente de Televisión Castilla y León, un hombre al que el actual secretario general del PP, Ángel Acebes, le ha puesto la proa en la comunidad que preside Juan Vicente Herrera. Acebes se opone a que Mediamed se lleve concesiones en Castilla y León, donde Uribarri tendrá que competir con Antonio Méndez Pozo, presidente de Promecal y favorito a llevarse la mayor parte de las concesiones. Mendez Pozo fue condenado a dos años de cárcel por el llamado caso de la construcción en Burgos, junto al ex alcalde del PP.

Mediamed actuó con el máximo sigilo y, de hecho, la única comunidad en la que se conoce que ha obtenido licencias es la valenciana, pero se sospecha que algunas de las concesiones en la Comunidad Autónoma de Murcia también han ido a parar al grupo mediático que dirigen Uribarri y Martín Beaumont, aunque quien da la cara por Mediamed sea Javier García del Moral. A nivel autonómico, el Gobierno que preside Ramón Luis Valcárcel ha concedido licencias a Televisión Murciana, La Verdad Radio y Televisión y Televisión Popular de la Región de Murcia (Cadena COPE).

En cuanto a las locales, en Cartagena, Lorca y Murcia, han correspondido a La Opinión de Murcia, Grupo Empresarial de Televisión de Murcia y Libertad Digital TV. En las demarcaciones de Caravaca de la Cruz, Cieza, Molina de Segura, Torre Pacheco y Yecla, han recaído en Canal 21 Murcia, La Opinión de Murcia y Grupo Empresarial de Televisión de Murcia, un conglomerado que cuenta con el asesoramiento de, nada menos, el periodista y ex director de informativos de TVE, Ernesto Sáenz de Buruaga y cuyo principal accionista es Polaris World, punta de lanza de la oferta chalet-campo de golf en Murcia y cuya cabeza visible es Pedro García Meroño. Curiosamente, la inscripción notarial del Grupo Empresarial Televisión de Murcia la firma Julio Berberena Loperena, hermano del consejero de Urbanismo de Murcia, Fernando Berberena.

www.elconfidencial.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada